Tía y mamá primeriza

0 comentarios

Lo que nunca nadie le dijo a una tía que pronto sería mamá...

Cuando yo estaba embarazada de mi primer hijo ya era tía de mi hermosa sobrina Emily Sofía, que para ese momento tenía 1 añito. Cuando ella llego a la familia, la primera sobrina, la primera nieta, no se imaginan la felicidad que fue para todos.

Yo nose mi hermana pero yo recuerdo ese evento con tanta alegría y felicidad. Es que ser tía es lo máximo, el bebe extraoficialmente es tuyo mientras estás con él, le puedes dar de comer, intentar dormirlo y sino se duerme se lo das a la mamá. Juegas con el, te diviertes y si llora por algo llamas a su mama 😊. Comprarle ropa o juguetes de vez en cuando te conviertes en la mejor tía, en su heroina.

Sofia y Yo

Total que yo pensaba que si sentía esa felicidad inmensa con mi sobrina, con mi hijo ese sentimiento se iba a triplicar y que eso se sobrepondría sobre cualquier otra cosa. Y sí se intensifica.... pero yo no contaba con todo lo que además se siente al tener tu primer hijo, y yo diría hoy en día que todo tiene el mismo nivel de intensidad.

Primero empecemos por la depresión post-parto, yo pensaba que eso era cómo cuando te viene el periodo, no debe ser nada del otro mundo, quizás a algunas mujeres les afecta más, pero yo iba a estar bien. Pues después de dos embarazos creo que ninguna se salva y si te afecta, te pones triste por cualquier cosa, te molestas con tu esposo por cosas que nunca antes le reclamabas, etc... lo importante es estar consciente de esta fase y de que es solo una fase, eso no significa que tu vida sea miserable para siempre.

Luego, toda la responsabilidad que trae consigo un bebe, y eres tú quien tiene que responder a cada llanto y tampoco quieres vivir en el doctor, así que debes decidir cuando llevarlo, pendiente de cada vacuna y cada cuidado. Yo solo me enteraba después del hecho que mi hermana llevaba a mi sobrina al doctor, nunca viví con ella ese momento en que decides: la llevo a urgencias? Llamo al doctor? Hago cita? Espero un día?. Mi mejor consejo es seguir las instrucciones de tu pediatra y de nadie más, lee bastante e investiga cada problema, para que seas tú misma tu mejor consejera.

Comprar ropa y juguetes ya no es tan divertido, cuando vez que la pierden en un dos por tres o que se aburren del juguete en  pocos días, así que si no quieres ir a robar un banco, hay que limitarse y planificarse con cada cosa que compras.

Acerca de las largas noches... yo pensaba: no pueden ser tan difícil, solo requiere fuerza de voluntad, mi hermana siempre ha sido más floja que yo 😉. Pero la cuestión no es el hecho de ser fuerte y no dormir, el problema es como te afecta la falta de sueño, te sientes cansada, te irritas fácilmente, y no estás a tu 100%. Paciencia que en algun momento ellos tambien querran descansar en la noche.

Así que si fuiste tía primero antes de ser mamá, sabes de lo que estoy hablando. Y a las tías próximas a ser mamás, recuerden ser feliz es una decisión y disfrutar de los momentos mágicos de la maternidad también lo es, cuesta un poco sobrepasar todo pero si lo decides podrás sentir esa felicidad triplicada al nacer tu bebé.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de publicarlos
La configuración de cookies en este sitio web está configurada para 'permitir todas las cookies' para brindarle la mejor experiencia. Haga clic en Aceptar cookies para continuar usando el sitio.
You have successfully subscribed!
This email has been registered